Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tu traes la luz mas clara, la paz mas profunda y la alegria verdadera ! ven Señor Jesús! ! ven Señor Jesús!
__________________________________________________________________________

ENCONTRANOS TAMBIÉN EN FACEBOOK

encontramos en : pagina Adonai
https://www.facebook.com/adonaisitiooficial
escucha el programa en vivo todos los Domingos de 18:30 a 20:30hs de Argentina en :

______________________________________________________________________________

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Feliz Navidad !!!







Quiero compartir con ustedes el gran amor de Dios, manifestado a Santa Clara de Asís, en la noche de Navidad. El Señor te conceda a ti y a tu familia recibir aquellas bendiciones y gracias que necesitas. El ejemplo de Santa Clara nos confirma, lo que le dice el Ángel Gabriel a la Virgen María: NO HAY NADA IMPOSIBLE PARA DIOS. Por eso en esta navidad 2014, ruega, suplica con toda confianza y el Señor abrirá para ti el Cielo para hacerte llegar una lluvia de bendiciones. El escuche tu oración y te conceda lo que pides y necesitas. Amen.



Cómo, estando enferma Santa Clara,
fue transportada milagrosamente, en la noche de Navidad,
a la iglesia de San Francisco

Hallándose una vez Santa Clara enferma, al punto de no poder ir a la iglesia para rezar, llegó la solemnidad de la NAVIDAD de Cristo. Todos fueron a la oración, quedando ella sola en la cama, desconsolada por no poder ir. Pero Jesucristo, no quiso dejarla sin aquel consuelo: la hizo transportar milagrosamente a la iglesia de San Francisco y asistir a la oración y a la misa de media noche, y además pudo recibir la sagrada comunión; después fue llevada de nuevo a su cama.

Y Santa Clara oró diciendo:

-- Yo doy gracias y alabanzas a mi Señor Jesucristo bendito, porque he tenido la dicha de asistir, con gran consuelo de mi alma, a toda la oración de esta noche santa; por intercesión de mi padre San Francisco y por la gracia de mi Señor Jesucristo, me he hallado presente en la iglesia de mi padre San Francisco, y he oído con mis oídos espirituales y corporales todo el canto y la música, y hasta he recibido la sagrada comunión. Alégrense, pues, y den gracias a Dios por esta gracia tan grande que me ha hecho. Amén.


Hermana, hermano, da gracias a Dios por las bendiciones que te está dando, agradece y verás la gloria de Dios manifestarse en tu vida. Por intercesión de María y San José te bendiga el Señor omnipotente.
Feliz navidad!!!


Fray Mateo ofm

domingo, 7 de diciembre de 2014

Papa: seamos mensajeros y testimonio de la esperanza y ternura de Cristo

¡Por favor, déjense consolar por el Señor! Misericordia y ternura del Señor, esperanza, consolación, liberación y salvación. «¡Consuelen, consuelen a mi pueblo, dice su Dios!» Con la invitación del Señor, a través del profeta Isaías (40, 1), el Papa Francisco recordó que el segundo domingo de Adviento - tiempo estupendo que despierta en nosotros la espera del retorno de Cristo y la memoria de su venida histórica - «nos presenta un mensaje lleno de esperanza». Es un «bálsamo sobre nuestras heridas», que «habla hoy a nuestro corazón, para decirnos que Dios olvida nuestros pecados y nos consuela».


El Santo Padre hizo hincapié en que «hoy hay necesidad de personas que sean testimonios de la misericordia y ternura del Señor». El mismo Señor que con la solicitud y ternura de un pastor cuida a su rebaño, lo reúne y dedica especial atención a sus ovejas más frágiles y débiles. Reiterando que «es la actitud de Dios hacia nosotros sus criaturas. Por lo tanto el profeta invita al que lo escucha – incluso a nosotros hoy – a difundir entre su pueblo este mensaje de esperanza», el Papa Bergoglio recordó que no podemos ser mensajeros de la consolación de Dios si no experimentamos nosotros mismos la alegría de ser consolados y amados por Él. Y ello sucede cuando escuchamos su Palabra, cuando permanecemos en silencio orante ante Él, cuando lo encontramos en la Eucaristía o en el sacramento del Perdón.

El Papa invitó a encomendar «la espera de salvación y de paz de todos los hombres y las mujeres de nuestro tiempo» a la Virgen María, que «es el ‘camino’ que Dios mismo se ha preparado para venir al mundo».

____________________________________________________

Meditemos en el Evangelio de hoy y encendamos en familia la segunda llama de nuestra Corona.




Este segundo Domingo de Adviento “una voz grita en el desierto”, dice el Evangelio. Es la voz de Juan Bautista que llama a la conversión y por ello se invita a los fieles a preparar el corazón para el Señor Jesús, con el Sacramento de la Reconciliación.

Los santos escondidos de todos los días dan esperanza, dijo el Papa




Hay tantos santos escondidos, hombres, mujeres, padres y madres de familia, enfermos, sacerdotes, que ponen en práctica todos los días el amor de Jesús y esto da esperanza: es cuanto dijo el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta.

Es verdaderamente cristiano quien pone en práctica la Palabra de Dios. No basta decir que se tiene fe. Al comentar el Evangelio sobre la casa construida sobre la roca o sobre la arena, Francisco invitó a no ser “cristianos de apariencia”, cristianos disfrazados, porque apenas cae un poco de lluvia el truco desaparece. Non basta – dijo el Papa – pertenecer a una familia muy católica o a una asociación o ser un benefactor, si no se sigue después la voluntad de Dios.

“Tantos cristianos de apariencias” – observó el Santo Padre – “caen ante las primeras tentaciones”, porque “no hay sustancia allí”, han construido sobre la arena. En cambio, hay tantos santos “en el pueblo de Dios – no necesariamente canonizados, sino santos – tantos hombres y mujeres” que “ponen en práctica el amor de Jesús. Tantos”. Que han construido su casa sobre la roca, que es Cristo:

“Pensemos en los más pequeños, eh. En los enfermos que ofrecen sus sufrimientos por la Iglesia, por los demás. Pensemos en tantos ancianos solos, que rezan y ofrecen. Pensemos en tantas madres y padres de familia que llevan adelante con tanta fatiga su familia, la educación de los hijos, el trabajo cotidiano, los problemas, pero siempre con la esperanza en Jesús, que no se pavonean, sino que hacen lo que pueden”.

¡Son los “santos de la vida cotidiana!”, exclamó el Papa:

“Pensemos en tantos sacerdotes que no se hacen ver pero que trabajan en sus parroquias con tanto amor: la catequesis a los niños, la atención a los ancianos, a los enfermos, la preparación a los recién casados… Y todos los días lo mismo, lo mismo, lo mismo. No se aburren porque en su fundamento está la roca. Es Jesús, esto es lo que da santidad a la Iglesia, ¡esto es lo que da esperanza!”.

Francisco afirmó además que “debemos pensar mucho en la santidad escondida que existe en la Iglesia”. “Cristianos que permanecen en Jesús. Pecadores, ¡eh! Todos lo somos. Y también a veces alguno de estos cristianos comete algún pecado grave, pero se arrepienten, piden perdón, y esto es grande: la capacidad de pedir perdón, de no confundir pecado con virtud, de saber bien dónde está la virtud y dónde está el pecado. Estos están fundados sobre la roca y la roca es Cristo. Siguen el camino de Jesús, lo siguen a Él”.

“Los soberbios, los vanidosos, los cristianos de apariencia – subrayó el Papa Bergoglio – serán derribados, humillados”, mientras “los pobres serán aquellos que triunfarán, los pobres de espíritu, los que ante Dios se sienten una nada, los humildes, y llevan adelante la salvación poniendo en práctica la Palabra del Señor”.

“Hoy estamos, mañana no estaremos” – dijo el Papa citando a San Bernardo: “Piensa, hombre, qué será de ti: comida para gusanos”. “Nos comerán los gusanos, a todos” – recordó el Papa – y “si no tenemos esta roca, terminaremos aplastados”:

“En este tiempo de preparación a la Navidad pidamos al Señor que estemos fundados firmemente en la roca que es Él. Nuestra esperanza es Él. Nosotros somos todos pecadores, somos débiles pero si ponemos la esperanza en Él podremos ir adelante. Y ésta es la alegría de un cristiano: saber que en Él está la esperanza, está el perdón, está la paz, está la alegría. Y no poner nuestra esperanza en cosas que hoy están y mañana no estarán”.

Adonai, 04 12 2014 Entrevista exclusiva con Patricia Poma

jueves, 4 de diciembre de 2014

Richard Martinez


Bienvenido Richard Martinez

Cantante, compositor y ministro.

Escucha su música en Adonai , todos los Jueves de 17 a 18hs
FM 90.7MHz Radio Maria del Rosario.


miércoles, 3 de diciembre de 2014

EN ADVIENTO SE NOS INCULCA QUE DIOS «VIENE»

Queridos hermanos y hermanas:

En Adviento la liturgia con frecuencia nos repite y nos asegura, como para vencer nuestra natural desconfianza, que Dios «viene»: viene a estar con nosotros, en todas nuestras situaciones; viene a habitar en medio de nosotros, a vivir con nosotros y en nosotros; viene a colmar las distancias que nos dividen y nos separan; viene a reconciliarnos con él y entre nosotros. Viene a la historia de la humanidad, a llamar a la puerta de cada hombre y de cada mujer de buena voluntad, para traer a las personas, a las familias y a los pueblos el don de la fraternidad, de la concordia y de la paz.

Por eso el Adviento es, por excelencia, el tiempo de la esperanza, en el que se invita a los creyentes en Cristo a permanecer en una espera vigilante y activa, alimentada por la oración y el compromiso concreto del amor. Ojalá que la cercanía de la Navidad de Cristo llene el corazón de todos los cristianos de alegría, de serenidad y de paz.

Para vivir de modo más auténtico y fructuoso este período de Adviento, la liturgia nos exhorta a mirar a María santísima y a caminar espiritualmente, junto con ella, hacia la cueva de Belén. Cuando Dios llamó a la puerta de su joven vida, ella lo acogió con fe y con amor. Dentro de pocos días la contemplaremos en el luminoso misterio de su Inmaculada Concepción. Dejémonos atraer por su belleza, reflejo de la gloria divina, para que «el Dios que viene» encuentre en cada uno de nosotros un corazón bueno y abierto, que él pueda colmar de sus dones.


Benedicto XVI, Ángelus del 3 de diciembre de 2006